Friday, September 28, 2007

Signos nazis en la selva!!!

Camuflando las svasticas

Leo en El Clarin la noticia proveniente de Estados Unidos. Los usuarios de Google Earth han hallado una esvástica camuflada y sólo visible desde el aire en un edificio de la Armada de EE.UU. en Colorado. Por ello, se va a gastar 600.000 dólares en cambiarle la estructura con el fin de disimular lo ya disimulado.
"El edificio forma parte de un complejo construido a finales de los sesenta, integrado en la base anfibia de Coronado, y servía como depósitos para el cuerpo de ingenieros de la Armada. Los oficiales advirtieron la peculiar forma del edificio, diseñado por el arquitecto local John Mock, una vez comenzada su construcción y, dado no era visible desde el suelo, decidieron no hacer cambios", explica El Clarín de la noticia aparecida en Los Angeles Times.
Increíble es este poder de las imágenes. De los mensajes que los símbolos pueden ocultar y a la vez provocar. El poderoso sentido que en el caso del Ojo que llora, por ejemplo, provocó esta absurda destrucción que no ha hecho más que repotenciar aquel aura que cargaba la pieza.
La noticia de El Clarín llama mi recuerdo acerca de una fotografía publicada en este blog ya hace un tiempo y en la que se llamó muy brevemente la atención acerca de unas svasticas en el vestido de un niña de la selva, extra de un película en la que actuaba el fallecido Jorge Montoro además de don Luis Álvarez.
El post tenía como intención graficar otra historia que vinculaba a Montoro con la producción estadounidense de bajo presupuesto y mirada en busca de exóticos escenarios. Por eso hoy vuelve a colación dicha imagen que aquí nuevamente les presento.
Al interesante proceso histórico por el que un símbolo como aquel, milenario y recurrente en muchas culturas (la prehispánica peruana incluso), ha devenido en señal del mal globalizado se suma, sobre todo, el de ¿cómo diablos aparece siendo así en una producción americana de los años 50? Yo no he visto la película, pero ¿alguien puede darme una teoría o pista al respecto?.

2 comments:

Espléndida said...

Hola, Daniel:
Qué interesante post. Los "descubrimientos" de Google Earth son sencillamente sorprendentes.
Con respecto a los diseños de la falda de la niña, ¿no será que estamos haciendo una "lectura" sobre nuestros conocimientos previos y hacemos esa relación?
Recordemos que los símbolos son sólo interpretados entre quienes los conocen.

Saludos espléndidos.

Daniel Contreras M. said...

Hola Espléndida, parece ser cierto aquello de que es necesaria la lejanía para ver mejor las cosas. Ejemplos de la vida diaria elevados al terreno de lo astronómico, satelital, sideral.

Hay otra página que te recomiendo. Se trata de www.wikimapia.com. El sitio permite colocar acercamientos históricos o simplemente informativos sobre cualquier punto de las ciudades que uno elija.

Es sumamente interesante el caso de Lima. Su visión en la pantalla está repleta de sitios identificados lo que permite incluso descubrir zonas que, volvemos al principio, sólo pueden ser reconocidas desde el espacio. Imaginate que el rastro de las antiguas murallas de Lima aún es visible mimetizada, escóndida, entre las distintas manzanas de una zona de los Barrios Altos. Espléndido ¿no?.

Y respecto a las faldas de la niña. Tienes toda la razón en cuanto su lectura, ese es procedimiento habitual de nuestras psiquis. Es parte del continuo reconocimiento que a diario emprendemos del mundo.

Mi comentario se interroga hacia dos puntos más prácticos: se nota claramente que el vestido es más bien, un vestuario -hablando en términos del desarrollo escenográfico de cualquier película. ¿qué llevó al jefe del departamento de vestuario a incluir la svastica que él obviamente conocia en su actual significado?. Y sobre todo ¿de qué trataba la película por favor?, puede ser que la cruz gamada esté incluida en el guión y todo gire en torno a nazis en la selva. Y que si alguien la ha visto o la tenga nos hable de este rescate cinematográfico que tiene como motivo y locación nuestro espléndido Perú.

Esplendidamente tuyo
Daniel