Thursday, July 27, 2006

Ambrose Bierce

Gringo viejo
"Ser gringo en México.. !ah, eso sí es eutanasia!"
A raíz de la muerte de Gregory Peck, recordamos a otro célebre protagonista del mes de junio: Ambrose Bierce, autor del genial Diccionario del Diablo, y cuyo misterioso destino final fue motivo de un filme que por coincidencia, protagonizara Peck.
Por: Daniel Contreras M.

Al final de Gringo Viejo (1989) película de Luis Puenzo en la que actúan Gregory Peck y Jane Fonda (basada en el homonimo libro de Carlos Fuentes) se insinúa que el protagonista, un viejo yanqui loco que nadie sabe qué hace en el mero mexico, era fusilado por las huestes de Pancho Villa.
Pero esto, sólo era un intento mas de buscar una explicacion al misterioso fin de aquel anciano misántropo llamado Ambrose Bierce.
De él se ha dicho de todo, pues ese es el precio de ser un escritor "maldito" que prefirió la literatura oscura, la sátira, la ironia y lo fantástico para contemplar el mundo de manera cínica, escética y descreída.
Y es que Bierce tuvo además una biografía particular. Nacido el 24 de junio de 1842 en Ohio (EEUU) a los cinco años cortó el pie de su hermano mayor con un hacha.
Su padre se ahorcó cuando tenía once años y su madre escapó con un pistolero a los pocos meses. A los 13 años se inició sexualmente con una mujer de setenta; Albert, su hermano cojo, se volvió jesuita y su hermana marchó como misionera al África, siendo devorada por los canibales. Otro hermano huyó de casa como forzudo de un circo y su rastro desaparece en La Habana. Bierce participó en la guerra de secesión, donde casi muere.
Su éxito editorial y fama nunca parecieron servirle de mucho. El hecho de que sus dos hijos murieran trágicamente (uno en un duelo callejero, otro víctima de las drogas) parecía darle la razón en su modo de ver las cosas.
En 1913, atraído por la revolución mexicana, parte a los 72 años detrás de Pancho Villa y desaparece sin dejar rastro.
Desde ese instante, su final es una enigma. Bierce, era perfectamente conciente de lo que le esperaba, y por eso en una carta a su sobrina escribió "ser gringo en México...!ah, eso sí es eutanasia".
Los anales de la época hablan de cierto "gringo viejo" que murió en el tiempo del sitio de Ojinaga en Chihuahua. De manera que, siempre con dudas, biógrafos de Bierce creen que el famoso escritor murió en este lugar en enero de 1914.
"Si se enteran que he sido puesto contra un paredón mexicano y cosido a balazos, sepan que pienso que es una buena forma de abandonar esta mierda", fueron sus últimas palabras en los Estados Unidos.
(Fanal, suplemento del diario Pura Verdad, 22 de junio de 2003)

2 comments:

Anonymous said...

Your website has a useful information for beginners like me.
»

Anonymous said...

I like it! Keep up the good work. Thanks for sharing this wonderful site with us.
»